LlámanosContacta

Llevar a cabo unas buenas prácticas en trabajos verticales es esencial para la realización de estos trabajos y evitar riesgos en la seguridad de los trabajadores.

También te puede interesar otro de nuestros contenidos relacionados sobre los Trabajos verticales, todo lo que debes saber.

Buenas prácticas en trabajos verticales

A continuación, vamos a nombrar algunas de las prácticas más recomendadas para llevar a cabo los trabajos en altura.

Factores a considerar para realizar trabajos en altura

Equipamiento obligatorio

Los equipos de protección individual, más conocidos como EPI, están compuestos por una serie de dispositivos que protegen el estado de los trabajadores durante su labor.

Este equipamiento obligatorio consta de los siguientes:

  • Arnés anticaídas, de asiento, para sujeción y salvamento.
  • Descensor para el control de la velocidad de bajada.
  • Bloqueadores de mano y pecho para la subida.
  • Anticaídas deslizante.
  • Equipo de amarre
  • Anclajes temporales
  • Las cuerdas de trabajo y seguridad, son el elemento base de este conjunto.
  • Casco de protección.
  • Mosquetones para conectar todos los componentes del equipo.

Ergonomía en los trabajos verticales

La comodidad de los operarios durante el trabajo es un factor que influye directamente en la prevención de riesgos. El cuidado de los asientos y la postura corporal durante el desarrollo de la actividad es crucial para la seguridad del propio trabajador y evitar posibles lesiones.

Recomendaciones para los asientos

Lo primero que debemos de comprobar de este elemento es la anchura del mismo. Esto es crucial, ya que influye directamente en la sensación de seguridad en el trabajo y la movilidad del operario a la hora de apoyarse o desplazarse en el espacio.

Las paredes del asiento deben rematarse con una forma curva para adaptarse al contorno de la persona que está realizando el trabajo, mientras que el respaldo no debería ser adaptable para evitar cambios en el punto de gravedad.

Este elemento debería de incluir en su conjunto cintas regulables, de manera que permita dejar a la misma altura sin descompensaciones.

En cuanto al uso de reposapiés, es de carácter voluntario, ya que muchos salientes de fachadas y construcciones sirven como apoyo, por lo que no se considera un elemento esencial.

Posición y posturas de los profesionales

Durante el desarrollo del trabajo, se pueden dar diferentes posturas según el tipo de trabajo específico. La más recomendable es aquella postura en la que se produzca una ligera inclinación hacia adelante para estar más cerca de la fachada.

Durante la posición de reposo, el técnico deberá mantenerse derecho como medida de seguridad. Al tratarse de una posición que requiere de un esfuerzo muscular, especialmente en la zona lumbar, hay diversas posturas de descanso para relajar los músculos, evitar el agarrotamiento y beneficiar la corriente sanguínea.

Algunas de las técnicas más frecuentes son:

  • Colocar el asiento detrás de las rodillas para descansar las piernas.
  • Apoyar la espalda en la fachada para relajar los lumbares
  • Colocar las piernas en los salientes de la fachada o en la cuerda, favoreciendo la circulación de la sangre.

Formación especializada para trabajos en altura

Es muy importante no obviar que, una buena formación tanto teórica como práctica en trabajos verticales y en altura es esencial para llevar a cabo un trabajo correcto.

Esta formación evitará que se produzcan mitos sobre los trabajos verticales

Empresa de trabajos verticales en Sevilla

En Kros vertical nos adaptamos a las necesidades de nuestros clientes y ofrecemos un presupuesto ajustado.

Si deseas conocer los servicios de trabajos verticales en Sevilla  que presta nuestra empresa o pedir presupuesto, no dudes con nosotros llamando al 954 69 04 42 – 647 35 92 50  o enviándonos un email a info@krosvertical.com